G.I. Joe: The Atlantis Factor

Amantes del retro! Buenos días/tardes/noches. Andan con gana de ¿tirar tiros? ¿No quieren jugar siempre a lo mismo? Ok, hoy les traigo una recomendación que más que recomendación es una obligación. Les voy a presentar a la “Pepsi de los shooter en la NES”. El eterno segundo. Opacado por el éxito de Contra y su secuela, esta saga nunca llegó a tener la fama que ameritaba aún cuando estaba basada en una serie de dibujos animados. Dicha serie es bastante cuestionable en cuanto a calidad pero gustos son gustos y no me gusta meterme en cosas que no sé, por que de hecho no he visto la serie; pero el juego se instaló en mi corazón como uno de los mejores shooters/plataformeros para NES.

De chico lo jugaba en el tan amado Family Game, venía en un cartucho celeste con unos soldados y algo en “japo-chino” que no entendía. Luego de una mudanza perdí de vista el cartucho y no fue hasta después de muchísimos años que volví a encontrar rastros del juego. Entre que nunca había visto la serie y que el label del cartucho estaba en ponja, no tenía ni la menor idea de cómo empezar a buscarlo en la web. Me canse de preguntarle a la gente si conocían un juego “así, así y así” y nadie me sabía responder. Finalmente, se me ocurre poner en algún buscador “contra like games” y TRAS una extensa búsqueda – que incluyó probar docenas de Roms -, ahí estaba! Lagrimón incoming > G.I. JOE: The Atlantis Factor.

¿Por qué les cuento todo esto? Por que muchas veces se generaliza un género entero de video juegos a un solo título, dejando muchos realmente buenos en las sombras que si bien tienen mucho potencial, simplemente se olvidan con el tiempo. Cantilena aparte, pasemos al game en cuestión…

“The Atlantis Factor” es la secuela a G.I. JOE : A real American Hero también para NES. La historia del nos pone al comando de un grupo de elite de las fuerzas especiales Estado-Unidense al mando del General Hawk. Los eventos de este título transcurren unos años después de la entrega anterior donde se consigue eliminar al Comandante Cobra, quién aparentemente y gracias a un poder ancestral hallado en una isla – que resulta ser lo poco que quedo del antiguo contienente de Atlantis -, pudo ser revivido por sus súbditos. Como consecuencia, una vez más su organización terrorista planea destruir el planeta y para evitar dicho acontecimiento nos mandan al muere a nosotros.

Uno de los puntos a favor que tiene el juego es la posibilidad de elegir qué camino tomar hasta llegar a la base enemiga, por lo que logra no ser tan lineal, algo muy poco logrado en la época de la NES y los 8 Bits en general. Gracias a este factor, podemos optar por ir directamente a las piñas (literalmente) a enfrentar al “Comandante Serpiente Enojada” o recorrer la isla en busca de los demás integrantes de G.I. Joe, quiénes prestarán sus servicios valiéndose de sus habilidades únicas que los diferencian de los demás miembros. Por ejemplo, tenemos a “Wet Suit” que es especialista en combate submarino y “Storm Shadow” – el ninja del grupo -, gracias al cual podemos llegar a lugares del nivel inaccesibles (más altos). Algunos miembros del grupo que rescatamos, si bien no son jugables, nos brindan su ayuda pasivamente con habilidades bastante útiles en casos de  emergencia, por ejemplo “Spirit” nos curara si estamos heridos. Por otro lado, y al contrario de lo que sucede en Contra, las armas que encontramos a lo largo del juego, nos quedan en el arsenal permanentemente, teniendo la oportunidad de elegirlas en el acto al igual que a los mismos integrantes de nuestro grupo. ¿A favor? para contrarrestar la poca cantidad de armas que aparecen, podemos potenciar las disponibles y subir de nivel gracias a power ups que encontramos a lo largo y ancho en los niveles, con la única condición que cada vez que un integrante muere, sus armas vuelven al nivel inicial.

En cuanto al apartado gráfico, podemos decir que es un poco mixto, muchas cosas en el juego están muy bien detalladas y otras fueron tomadas muy a la ligera, como por ejemplo nos encontramos con una animación de combate cuerpo a cuerpo bastante detallada, pero a la hora de disparar el arma simplemente vemos tiros aparecer por la punta del rifle. En el caso de los niveles, algunos están muy lavados y repetitivos y otros llenos de detalle y bastante bien diseñados. La música es buena – no excelente -, pero tampoco resulta repetitiva ni tediosa…. en la mayoría de las ocasiones.

Las fases no sólo debemos completarlas llegando hacia el otro extremo, si no que en alguno debemos completar misiones – léase rescate de rehenes o captura de objetos -. Los batallas de los bosses son entretenidas y con una dificultad moderada. En cuestión, señoras y señores: el Comandante Cobra no se va a suicidar, así que está esperando a alguien que lo mate, y esos van a ser ustedes!