Cartuchos Sega Genesis: Cuanto valen realmente?

Con un gran crecimiento del mercado classic gamer en el país y al mismo tiempo, con la incursión de muchos coleccionistas nuevos en este hermoso hobby, surgen cuestiones como el aprendizaje y la delgada línea que separa la ignorancia del oportunismo. Considerando estos parámetros, interactué de manera social con los integrantes del grupo Feria Gamer la semana pasada en un post donde precisamente, planteaba esta cuestión y – investigación y conocimiento mediante – compartí mis criterios sobre la cotización de los productos en uno de los sectores más queridos y a la vez más competitivos del coleccionismo gamer local: Genesis. Dicho post en cuestión, pueden releerlo aquí mismo > Cotización Cartuchos Genesis

Cartuchos Réplicas de los ’90

Refiriéndonos a clones o piratas de los ’90, hay una variedad interesante de títulos poco comunes encontrar. ¿Es justo que esta línea sea la mas cara? Claro. ¿De cuanto hablamos? $ 350 / $ 400 como valores máximos. Dentro de este marco, entrarían títulos como Ristar, Alien Soldier, Gunstar Heroes, Castlevania: Bloodlines o Bimini Run, por ejemplo.

Fuera de esta línea, los de dificultad intermedia, como Zombies Ate my Neighbors, Rock ‘N Roll Racing, Contra: Hard Corps, Bare Knuckle 3 o Golden Axe 3, oscilando entre los $ 150 y $ 250. Cabe destacar que dichas variables se fundamentan únicamente en el caso que el juego – aún siendo réplica -, posea su caja. A priori, el otro factor de aumento de cotización, es meramente el estado estético y el funcionamiento del mismo.

¿Y qué ocurre con los más comúnes o fáciles de conseguir? Tan sencillo como a partir de $ 50, que actualmente, es el equivalente a menos de US$ 5. Algo triste por la realidad económica, pero realista. Me animaría a aventurarme y a decir que inclusive algunos títulos deportivos (los famosos “clavos”) no deberían pasar los $ 35 o $ 40.

Cartuchos Réplicas (año 2000 en adelante)

El foco de conflicto para muchos coleccionistas, ya que hay varias posturas al respecto. Si bien no tengo la intención de hacer un enfoque sociológico, te resumo un poco: ciertos individuos consideran que mientras sea copia, da igual que sea de los ’90 o actual; sin embargo, otra postura indica que por el hecho de poseer integrados o “gotas” en la plaqueta, le da un valor adicional por la calidad del producto en cuestión. Fuera de mi opinión personal, y en lo que a cotización respeta, sugeriría que como máximo $ 150 por los más complicados o por ser títulos difíciles de conseguir en formato “noventoso”. El resto de los valores, pueden oscilar muy similares a las copias de los ’90. Completamente subjetivo al gusto del comprador “coleccionista” o simplemente, el que gusta jugarlo de manera casual o por nostalgia.

Puede parecer tendencioso y hasta algo injusto, pero existen en la actualidad cartuchos multi-juegos (o multicarts) que son realmente buenos en cuanto a cantidad y calidad de juegos, sobre todo por que con los años, los piratas chinos han ido perfeccionando sus habilidades, de manera tal que te llenan los carts con maravillas de los 16 Bits. ¿Importarlos? hablamos de 9 dólares como mínimo por alguno de estos juegos. ¿Es justo que acá se venda en $ 350 o $ 400 al público? solo si realmente vale la pena o si el catálogo lo justifica.

Cartuchos Originales

¿Y los posta, posta? completamente variable y casi imposible de resumir en un solo post, ya que estos valores – a diferencia del mercado argentino, donde abundan las réplicas -, lo determinan de manera directa los mercados exteriores, destacando Estados Unidos y Japón.  Por lo general, el cartucho más simple puede iniciarse en $ 100. De ahí en adelante, y contemplando siempre el hecho que tenga caja, manual – o ambos -, los valores pueden llegar a superar los $ 2000 o $ 3000. Si, por un solo cartucho puntual. En definitiva, el valor promedio de un juego original para Genesis, oscila entre los 15 y 25 verdes, claro y conciso.

Tips para el ñoño y aclaraciones finales!

  • Atentos con los vendedores especuladores que intentan valorizar o aumentar el precio en base a una etiqueta realizada de forma casera o “custom”. Esto sin lugar a dudas, ayuda a la estética de un cart venido a menos, pero bajo ningún criterio, eleva necesariamente su valor.
  • La identificación de los cartuchos réplica de los ’90 y actuales, radica básicamente en el peso, calidad de etiqueta y formato del cartucho, siendo estos últimos de inferior calidad – inclusive con etiquetas estilo holográficas – y con un formato en muchísimos casos estilo Mega Drive (como los de la foto superior).
  • Muy rara vez el precio de un cartucho original iguala al de una réplica. Que no te metan el perro!

Espero les sirvan estas referencias! Hagamos un mejor mercado para todos, sin faltarnos el respeto. Ignorante no es el que busca aprender, si no el que se aferra solo a sus propias ideas.